Blog de CDHerrera

CAMINO DE LA FINAL

Tres factores a favor tenía Herrera para el partido de vuelta de octavos de final de la Copa. El domingo, 3 de mayo de 2.015.

Uno es el de la afición a favor. Rivas fue una olla a presión, con una numerosa hinchada muy activa durante todo el encuentro, animando a su equipo hasta el pitido final. El público en Herrera es igual de entregado para con los suyos.

Otro, el factor terreno de juego. Los de las Cinco Villa dieron muestras de saber jugar el balón en un campo de césped natural excelentemente cuidado, pero también dieron muestras de agotamiento en los últimos tramos del encuentro. Jugar en el actual campo del Herrera hace necesitar un plus en resistencia y adquieren más importancia valores lejos de un buen toque de balón y excelencias técnicas. Creo que los jóvenes de Iván Domínguez saben adaptarse mejor a cualquier circunstancia si de superficie de juego hablamos y aparenta estar en mejor punto de forma física en este momento de la temporada.

Finalmente atendería a la cuestión anímica. Tras el partido de ida, los herrerinos deberían tener claro, que aquellos que hicieron una excepcional campaña en el Grupo 3-2 mejorando incluso las cifras del propio C. D. Herrera, no son mejores que ellos y es muy posible conseguir pasar a la siguiente eliminatoria.

Dos días después del primer envite, en un domingo con una tímida amenaza de lluvia pero una temperatura primaveral, recibía a los aficionados que se iban acercando temerosos al “José Agustín Crespo”. No fue el día que más personal se reunió en el campo municipal, pero los que estaban no iban a defraudar a los gladiadores azulones que se enfrentaban al desafío con voluntad de salir vencedores.

Con los peones de los que disponía, Iván hizo ajustes en el conjunto para evitar la repetición de errores del primer partido y con Guille, buscó más empaque en la defensa, contundencia en la banda derecha defensiva en previsión de que volvieran a utilizar ésta para las incursiones de Felipe Sauras, tal y como hizo en la segunda parte en Rivas. David Churita era el cambio del lesionado Carlos Cabeza y daba suficiente mordiente en la vanguardia herrerina. Reservó para la segunda parte a Hector, en beneficio de Tito que aportaría su seriedad en el nacimiento de las jugadas de ataque. El resto de elementos repetían la alineación de dos días antes. Alineación más que solvente para alcanzar el objetivo.

Era hora taurina y la cuadrilla del Herrera hizo frente al morlaco desde el primer minuto de juego, y en nombre de todos Churita avisa de que deberán estar muy atentos los defensas visitantes. Les roba un balón y casi consigue el primer tanto del partido. El balón sale fuera por poco.

En el minuto 11, los muchachos riberanos descubrieron que son necesarios seis sentidos para poder controlar un balón en este terreno de juego. Imprescindible el sentido de la intuición para averiguar la dirección del esférico seguida a un bote del mismo. Barullo en el área pequeña de la que no es capaz de salir la defensa del Rivas A. D. con el balón controlado y se aprovecha Tito empujando la bola hasta las mallas de la portería de Daniel Lacampa. Este tanto que sube al marcador tranquiliza a la hinchada herrerina y mejora las expectativas de la eliminatoria.

Las dos jugadas más peligrosas por parte de los visitantes fueron en el minuto 13´y en el 22. La primera jugada que termina con centro de Carlos Aranda y que remata peligrosamente Javier Jimenez. La segunda un lanzamiento de falta por parte del experimentado jugador Manuel Terrón, finalmente sin consecuencias.

Sin intención evidente, el árbitro del encuentro hace un placaje a Aranda, lo que facilita que Tito avance por banda izquierda controlando el balón y lanzando un proyectil que es desviado con una mano en sublime parada de Lacampa cuando la parroquia cantaba el segundo.

En el minuto 41, Victor intuye el comienzo de una carrera por banda izquierda del siempre dispuesto Marcos y lanza el cuero en profundidad, dejando en evidencia a la defensa riberana. No defraudó Marcos y consigue que el Herrera acuda al vestuario con un 2-0 que permite encarar la segunda parte con optimismo e ilusión.

Nada más comenzar la segunda mitad, el incombustible Marcos en pugna con el portero, casi consigue marcar utilizando la cabeza.

img-20150506-wa0004.jpg

Pronto entramos en una dinámica del juego que no interesa a ninguno de los dos equipos, pero especialmente al Herrera y el público pide insistentemente que los jugadores eviten endurecer los lances y que cesen las protestas.

De vuelta al equipo e incorporado al terreno de juego, Sergio Ezquerra disfruta de su primera oportunidad. Evita que el balón llegue a la portería Andrés Lasilla con un meritorio rechace. Vivíamos el minuto 17 de la segunda parte.

Seria, muy seria la defensa local. Nacho, David, Daniel y Guille, consiguieron que hasta ahora, Lucho no tuviera un excesivo trabajo, a diferencia del primer partido. Poderosos Sergio y Victor, evitando que llegaran balones a su retaguardia y un trabajo incansable de Chilín y Tito, consiguieron anular a un Felipe Sauras, en esta ocasión alejado de la banda no encontró su sitio en ningún momento.

Ya en el 36´Hector quiso aportar su granito de arena al espectáculo y remató de cabeza un saque de esquina que roza el poste del Rivas.

Agotados ambos equipos después de un gran esfuerzo, los últimos coletazos fueron ocasiones del Rivas, que quería dejar firma de ser un gran equipo, consiguiendo que Herrera mire de reojo el minutero del reloj. En el 38´, Lucho tiene que emplearse ante un peligroso remate de cabeza de Jiménez.

Difícil eliminatoria entre dos grandes, superada de forma notable por el equipo de Herrera de los Navarros. Continuamos en la competición y nos ponemos en manos de los “ínclitos” miembros de la Federación. Me temo lo peor.

Quería terminar esta crónica como debería haber empezado la primera.

Entre todos los jugadores, directivos, aficionados y simpatizantes de nuestro querido Club, pocos con al fidelidad inquebrantable de una persona que, acontecimiento tras acontecimiento, entrenamiento tras entrenamiento, partido tras partido, desplazamiento tras desplazamiento, siempre está animando al Herrera adornada con una interminable sonrisa que todos agradecemos.

Gracias Lucía.


Pedro Javier Meavilla López


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: